Cómo lucir sexy sin verte vulgar

Saber identificar y diferenciar momentos, lugares y ocasiones, es necesario para lograr un outfit exitoso.

Así como hay eventos que nos exigen un nivel de etiqueta y rigurosidad, hay otros momentos en los que podemos relajarnos más y lucir más nuestra personalidad.

Recuerda: no tienes que verte sexy para alguien. Tu motivación debe ser tus gustos y tu personalidad.

Una cena con tu pareja, un evento nocturno con las amigas o una reunión entre amigos puede servir de excusa para querer lucir algo más sexy o atrevido. Pero, ¿cómo logramos ser sensuales sin llegar a vernos vulgares?

Es una pregunta válida. Hay quienes que prefieren llamar la atención de la manera equivocada, pero si tú quieres todo lo contrario, te recomendamos leer estos consejos:

Reconoce tu cuerpo

Es importante saber cuáles son nuestros atributos. Aquello que nos gusta mucho de nosotras mismas y que quisiéramos destacar. Para algunas puede ser su escote, para otras sus piernas. Quizás tu espalda o quizás tus caderas.

Equilibrio

Lucir todos nuestros atributos en un mismo look, no está bien. Es mejor llevar el punto focal a un solo lugar. Por ejemplo, si llevamos un vestido cuyo escote es en V, procura que el largo del vestido no sea mini.

carla_mini_dress_wine_0985.jpg

Igual aplica para la ropa demasiado ajustada. Si ajustas todo en tu cuerpo, ¿qué logras? no vas a destacar ninguna zona en específico.

Menos es más

Enseñar demasiada piel no resulta nada atractivo, resulta vulgar. Puedes equilibrar una prenda que muestre piel sin ser evidente. Por ejemplo, escotes con encaje o transparencias. Le da un toque más elegante.

Color y textura

Hay prendas que asociamos con lo sexy. Un encaje, una transparencia, algo de color rojo. Súmalo a tu look. Eso sí, siempre con buen gusto. Sé delicada y sutil.

Piensa más allá de lo común

Si sólo crees que eres sexy con tu escote en el pecho, estás equivocada. ¿Qué tal un hermoso escote de espalda? Es sumamente sensual y elegante. Tómalo en cuenta.

Otro ejemplo es, que para lucir tus piernas sólo pensamos en largos midi. Qué tal una falda larga con una sola abertura. Dejar entre ver tu pierna. Es algo mucho más elegante, discreto, pero sexy.

Tu actitud y tus palabras cuentan

El cómo te comportas, cómo caminas y cómo te expresas. Todo esto cuenta. Hay una delgada línea entre lo sexy y lo vulgar. No caigas en lo último. Compórtate a la altura del momento y la ocasión.


Certificación Asesoras - enero 2019.png
Certificación Asesoras de Imagen
149.00
Quantity:
Comprar el curso