Rubor: cómo aplicarlo según tu tipo de rostro

El maquillaje es parte de la rutina de muchas mujeres. Algunas dedican más tiempo a este proceso que otras. Pero, sea como sea, el conocer nuestro tipo de rostro nos ayudará a destacar la estructura ósea y lucir aún más fabulosas.

Un ejemplo claro de esto es al aplicar el rubor. Aunque no lo creamos, son los pequeños detalles los que pueden hacer la diferencia.

A continuación te explicamos de qué manera aplicar este producto, según sea tu tipo de rostro:

Rostro cuadrado:

El rubor va en el centro del pómulo, de ahí se dirige hacia los extremos, como dibujando un círculo. Esto ayudará a suavizar la estructura marcada de tu rostro.

Rostro redondo:

El rubor va justo debajo de tus pómulos y en forma diagonal hacia tus orejas. La parte más fuerte va debajo del pómulo y se difumina mientras se acerca a los ojos. Esto minimizará la redondez de tu rostro y destacará tus pómulos de una linda manera.

Rostro de corazón:

El color va en los pómulos y hacia los lados, en dirección a la línea del cabello. Así rellenas espacio en tu rostro y suavizas la forma de tu barbilla.

Rostro ovalado:

Puedes aplicártelo de cualquier forma. Como recomendación, puedes colocar un poco de color en tus pómulos y difuminar con movimientos circulares.

Rostro alargado:

El rubor va en el pómulo y como formando una “U” hasta la línea del cabello. Esto ayudará a dar la impresión de un rostro más ancho.