Consejos de estilo para madres de niños pequeños

Durante los primeros años de nuestros pequeños, el “¿qué me pongo?” no es el primera duda que se nos viene a la mente, ni es lo que nos mantiene despierta de noche. En realidad, vamos y elegimos lo que sea más cómodo o lo que no tenga manchas de plastilina o comida.

Pero, ¿cómo cambiamos esto?, ¿cómo preparo outfits si no tengo tiempo?

Entendemos que el tiempo es bastante ajustado para las madres de niños pequeños, y por eso vamos a dejarte algunos consejos para que los pongas en práctica. Eso sí, recuerda que cada familia es un mundo y cada mujer es distinta. Ajústalos a tu estilo de vida.

Ser prevenidas:

“Mujer prevenida, vale por dos”, seguro has escuchado esto. Y…es verdad. Si vas un paso delante, podrás resolver pequeños “problemas” con la ropa en cuestión de segundos.

Por ejemplo, si vas a pasar largo rato fuera de la casa y estarás con los niños (sea haciendo diligencias, o en una piñata), lleva una blusa adicional en la cartera. Dóblala bien y tenla en una bolsita o estuche. Si llegas a ensuciarla, solo tendrás que ir al baño más cercano y hacer un cambio.

Otra opción es recurrir al “layering” o superposición de prendas. Es decir, llevar una franela o blusa y encima una blusa denim. Si hace calor, la amarras a la cintura, si se ensucia tu blusa de abajo: cierras la de denim. Si se ensucia la de denim, la retiras y quedas con la de abajo.

Otra opción son las pashminas o pañuelos. Los anudas al cuello y ocultan cualquier “incidente”, además que suman mucho estilo.

 Tres capas: franela, blusa denim y chaqueta (recomendado para climas más frescos). Adicional, una linda bufanda.

Tres capas: franela, blusa denim y chaqueta (recomendado para climas más frescos). Adicional, una linda bufanda.

El blanco, no es tu BBF:

Sí, puede que lo ames y lo adores, pero…las prendas blancas y los niños pequeños suelen atraer: ¡manchas! Es como un imán. Así que, si vas a una piñata, compromiso social con los niños o a una salida al parque: evita llevar pantalón blanco o blusas solo de este color.

 Elige mejor colores oscuros o el denim que siempre será favorecedor.

Elige mejor colores oscuros o el denim que siempre será favorecedor.

Accesorios amigables con los niños:

Si tienes bebés, sabes que los zarcillos largos o de tipo argolla son un gran ¡NO! Seguramente tu bebé lo verá como un lindo juguete al que halar. Así que, detente en elegir una serie de accesorios que sean amigables con tus niños y que te ayuden a sumarle estilo a tu look. No los tienes que abandonar.

Por ejemplo, puedes llevar collares de materiales como tela o la silicona (que están muy de moda), de plástico o de goma que sea específicamente para bebés (hay marcas que se dedican a esto y producen accesorios "mordibles" para bebés que estén dentando). Las cadenitas finas no son muy a prueba de jalones  de bebé.

Si ya tienes hijos más grandes…¡no tienes excusas para no sumar accesorios! Son tus aliados. Luce prendas básicas y adorna con lindos zarcillos o collares.

Piensa en las telas:

Para ahorrarte tiempo. Piensa en el tipo de tela cuando compres nuevas prendas. Procura que sean fáciles de lavar y no lleven ciclos demasiado complicados. Toma en cuenta que es muy probable que reciban manchas, así que elige aquellas a prueba de sopas, plastilina y demás.

Holgado no siempre es comodidad:

No creas que por elegir prendas súper holgadas siempre estarás cómoda. Elige prendas que se ajusten a tu cuerpo. Que sean cómodas (no te aprieten o queden volando). A menos que quieras un look más boho chic.

Maquillaje básico:

Sabes que puedes lograr un maquillaje básico en 5 minutos. Tú lo sabes.

Puedes mezclar tu base habitual con tu crema hidratante, o usar las BB Cream (que son más ligeras), un poco de rubor, mascara a prueba de agua y un labial hidratante con color o un labial mate larga duración (para besar a tu hijo sin miedo a ensuciarlo).

Cabello y uñas:

¡Limpio y simple! No te estreses si no tienes la manicure de temporada. Recurre a tonos nude o claros (estos duran más y si se llegan a pelar no se notará tanto como con uno de color).

Si tienes el cabello largo, seguro querrás llevar tu cabello recogido (por un tema de comodidad). Recuerda que no solo existe la ponytail. También están las trenzas, los moños altos y bajos y accesorios para que sumes a tu melena.

Calzado a todo terreno:

Los tacones no siempre son la primera opción. Pero, si asistirás a un compromiso más formal. Puedes recurrir a los zapatos con tacón estilo “kitten”. Son muy bajitos y están de moda. Igual, si vas a una piñata o al parque, puedes optar por zapatos de tacón bajo cuadrado.

De resto, hay muchas opciones de zapatos bajos. Desde las zapatillas deportivas, las de tela y los flats. Elige el que más te guste. Pero no te quedes enfrascada en esas zapatillas deportivas todos los días, por favor.

Y…lo más importante: ¡prepara tus outfis con antelación!

Sí, el tener un guardarropa ordenado te ahorra mucho tiempo en la mañana. Pero si además, dejas juntas las prendas que utilizarás al día siguiente, créenos que será mucho mejor. Puedes hasta guindarle al gancho los accesorios que sumarás. Hazlo. Puedes hacerlo la noche anterior.


Básicos del guardarropa
8.00
Comprar Ebook