Las piezas imprescindibles a la hora de viajar

Cuando salimos de viaje siempre experimentamos la ansiedad de dejar en casa nuestras pertenencias. El núcleo de este sentimiento radica en pensar que podríamos necesitar en el nuevo destino alguna pieza que dejamos en casa, y lo que traemos con nosotros no será suficiente para enfrentar las diferente situaciones que se pueden presentar en los días que estarán por delante. Y quizás sea cierto, pero hacer una maleta con un determinado peso debe ser un proceso realizado con más inteligencia que ansiedad. 

Además de ropa interior, pijamas, y productos de higiene personal, es ideal empacar piezas funcionales, es decir que puedan ser combinadas muchas veces en diferentes ocasiones. Por ejemplo un pantalón negro lo puedes usar con una camisa y zapatos formales y estas listo para una cena importante; pero también lo puedes usar con una franela y unos tenis y puedes ir a caminar en una tarde de paseo. 

Unos buenos jeans

Los jeans son unos importantes aliados. Procura que estos no sean desgastados, desteñidos o rotos. Trata que sean azul oscuro y bastante clásicos. Esto te va a permitir úsalos en múltiples oportunidades. 

Una chaqueta

Si eres mujer empaca un blazer y si eres hombre una chaqueta. En ambos casos los colores deben ser neutros.  Esta pieza puedes sacarte de una eventualidad y puedes usarla cuando quieras subir de nivel cualquier look. Si la combinas con un jeans ya estas listo para una cena casual. 

Una camisa blanca

Si eres hombre o mujer una camisa blanca te acompañará a un reunión de oficina, una cenao simplemente en el vuelo. 

Un look formal

No tiene que ser algo muy elaborado, en el caso de las mujeres un sencillo vestido negro y en el caso de los hombres una camisa de vestir. La idea es estar listos para cualquier eventualidad. Incluye un zapatos de este estilo, porque de nada te servirá tener la ropa sino tienes con qué usarla. 

Un pantalón de tela

Porque no solo de jeans vive el estilo y los pantalones de tela son perfectos para ir a trabajar o a cenar. 

Unos zapatos cómodos

Para el viaje, para caminar en el destino o para un día que están muy cansados y unos zapatos incómodos no son una opción. 

Un abrigo

Ya sea ligero o grueso, dependiendo de tu destino, una pieza para cubrirte del frío del ambiente –natural o aire acondicionado es imprescindible. Revisa el tiempo y determina qué tan grueso debe ser.