Carteras: tipos, nombres y usos

Los bolsos o carteras son ese complemento que perfecciona nuestro outfit. Algunas mujeres poseen una gran variedad en su armario pero pocas veces sabemos cómo combinarlos acorde a la ocasión. Entendemos que muchas tenemos ese bolso favorito que utilizamos para todo, pero conociendo algunos modelos diferentes quizás te animas a desempolvar otras carteras.

¡Comencemos!

Para ir a trabajar: debe ser grande y resistente, pero no demasiado casual. Dependerá del dress code de tu lugar de trabajo el que sea más o menos elegante. Eso sí, no se trata de comprar el bolso más costoso, pero sí algo de buena calidad. Casi siempre llevamos agendas, documentos y hasta tablet en nuestra cartera, por esto los modelos más apropiados para llevar al trabajo son: el estilo “tote”, “satchel” y el estilo “doctor”.

Para llevar a diario: lo recomendable es que sean cómodos y no muy grandes para que no estorben. Este tipo de bolso es el que llevamos a una salida casual, de visita a una amiga o para realizar diligencias. Aquí llevamos lo básico y por eso los mejores modelos son el estilo “bowling”, “baguette” y “hobo”.

Para viajar: la premisa es la comodidad y la funcionalidad, por eso necesitamos un bolso con espacio y que sea ligero. Los maxi bolsos con asas cortas son recomendables, así como el estilo “bandolera” para guardar tus mapas, la cámara y documentos personales.

Para salir de noche: queremos destacar y robar miradas con nuestro atuendo y, los accesorios son nuestros aliados. Aquí solo debemos llevar lo indispensable: documentación, dinero, algo de maquillaje y nuestro móvil. Para estas salidas lo mejor es un “clutch”, un bolso “de fiesta” o tipo “flap”.

Puedes ver el detalle de cada una haciendo clic en la imagen.