5 errores a evitar al ir de compras

Ir de compras puede tratarse de una de las actividades favoritas de las mujeres. Sin embargo, no siempre lo podemos ver como una terapia para sentirnos mejor o para liberar el estrés. Tenemos que aprender a comprar con un propósito. Sino, es probable que tengamos sentimiento de culpa post compra desesperada. ¿Te suena?

Hay errores que a veces cometemos cuando vamos de “shopping” y por eso vamos a mencionarte 5 de estas malas costumbres que debemos evitar para cuidar nuestro guardarropa y sobre todo…nuestro bolsillo.

Aquí van los errores:

Enloquecer con las ofertas: típico que vemos una tienda con rebajas y nos lanzamos de cabeza a comprar lo que sea. Por más tentador que se vea, debemos ser meticulosas con las prendas en ofertas. Recordemos que puede tratarse de mercancía descontinuada, fuera de temporada, tallas muy grandes o muy pequeñas o ropa que simplemente no se vendió. Toma esto en cuenta.

No compres por comprar o porque te parezca que está económico. Piensa en cuánto necesitas la prenda, si va con tu estilo, si le luce bien a tu tipo de cuerpo y si es algo que puedes combinar con varias prendas que ya tienes en tu guardarropa.

Ir por las tallas más pequeñas: el desconocer nuestra talla correcta nos lleva a optar por lo más pequeño (porque en nuestra mente nos repetimos que haremos dieta y vamos a llegar a la talla). Esto es un error. Si no estás segura de la talla o no hay tu talla exacta, lo mejor es ir por una talla más y no una menos. A la ropa grande la podemos llevar a una costurera para adecuarla a nuestro cuerpo, pero con una prenda más pequeña…no hay mucho que hacer.

No medirnos la ropa: por cuestión de tiempo o de fastidio muchas veces evitamos probarnos la ropa que pensamos comprar. Esto es un error que nos puede costar mucho. Es decir, hay prendas que sabemos que nos la podemos llevar sin probar, pero la mayoría necesita una pasada por el probador. No asumas que porque a fulanita le queda bien y “se parece a ti” a ti te quedará igual. Cada una tiene un tipo de cuerpo diferente. Mídete la ropa. Especialmente los pantalones y los vestidos.

Comprar apuradas: planifica tu ida a comprar. Necesitas tiempo para recorrer tiendas, probarte la ropa y comprar precio y calidad con otras opciones. El ir apuradas puede hacer que elijamos la primera opción o lo primero que se nos atraviese. Esto también aplica para quienes arrastran a sus parejas a que las acompañen a ir de compras. Es mejor ir sola o con esa amiga o amigo que tendrá la paciencia para todo el proceso.

Comprar solo lo que está de moda: si sales de shopping para renovar tu guardarropa, es mejor que te preguntes qué va con tu estilo antes de solo copiar lo que está de moda. Es decir, no está mal comprar prendas y accesorios que son tendencia, solo que debemos reconocer qué nos luce a nosotras según nuestro tipo de cuerpo y personalidad. En función a esto haremos una compra inteligente y no terminaremos con una prenda que utilizaremos solo un par de meses.

header_ttd_shopping_bbac913b-c0ee-4569-84a6-2d44857c018a.jpg

Como ven, son acciones que podemos hacer sin darnos cuenta del error en el que podemos caer. El evitar estas costumbres nos ayudará a tener un buen guardarropa con prendas que vayan según nuestro estilo, necesidad, personalidad, presupuesto y tipo de cuerpo.


Te recomendamos este eBook especial sobre cómo armar un guardarropa: bueno, bonito y barato

Cómo vestir bien con bajo presupuesto
2.99

Es un error pensar que debemos tener miles de piezas de ropa para vestirnos bien. La moda y el dinero no necesariamente es sinónimo de estilo. Las mujeres normales, las que trabajamos todos los días, las que cuidamos a nuestros hijos, vamos a la universidad, nos convertimos en miles de mujeres en una para cumplir con nuestras responsabilidades diarias, no necesitamos tener miles piezas de ropa, necesitamos tener las correctas: que se adapten a nuestro cuerpo y a nuestro estilo de vida, aquellas piezas que logren sacar lo mejor de nosotras y esconder lo que no nos gusta. 

 

Si tenemos un presupuesto amplio buenísimo; si no lo tenemos es perfectamente posible estar bellas, bien vestidas y construir un closet funciona. Este mini ebook te dará las claves para que puedas construir este armario: bueno bonito y barato. 

Comprar este ebook