Consejos para lucir un pantalón blanco sin miedo

Los pantalones blancos son una excelente opción al vestir. Su versatilidad permite que lo combinemos con diferentes prendas, estampados y colores. Sin duda, podemos lucir un pantalón blanco para ir a la oficina, para una salida de fin de semana o para algún evento casual.

Sin embargo, a veces dudamos de comprar esta prenda o de sacarla de nuestro armario por temor a que no se nos vea bien en nuestro cuerpo o se llegue a transparentar. Por eso, compartimos con ustedes unos consejos básicos al momento de elegir este tipo de pantalón.

Lo más importante: elegir la tela correcta. Puedes elegir los jean en color blanco. Este tipo de tela (además de ser más resistente), es lo suficientemente gruesa como para no dejar ver a través del pantalón. Un beneficio de los jean en color blanco es que suelen verse más elegantes que los azules o de denim. Para prendas más elegantes, un buen lino siempre es excelente opción. Eso sí, revisa que la tela no sea demasiado traslucida.

El forro, es una opción: especialmente para los pantalones de lino. Así nos ahorramos preocupaciones. También existen pantalones con forro hasta media pierna. Este es el caso de prendas holgadas. Esto te hará sentir mucho más cómoda y segura.

Recurre a blusas largas si quieres tener mayor seguridad: si tu pantalón es ajustado, opta or una blusa que llegue a mitad de tus muslos y así aseguras que nada se transparente.

Compra la talla correcta: no lleves esta prenda muy ajustada. Al contrario, busca que sean un poco más sueltos. No queremos que se vea de más o llamar la atención de la manera incorrecta.

Usa la ropa interior adecuada: uno de los consejos más importantes. Debemos tener mucho cuidado con esto. Al lucir pantalones blancos, hay que llevar ropa interior acorde. Es decir, en color blanco o máximo en color beige muy claro. Olvídate de estampados o telas con adornos como el encaje.

Retira los bolsillos: en los pantalones blancos de tela ligera, los bolsillos son muy notorios, principalmente los bolsillos traseros. Hacen que la atención se vaya hacia esta zona, así que mejor es que los retires.

Cuida tus prendas: especialmente aquellas blancas. Al lavarlas, secarlas y guardarlas, ten un cuidado especial con estas piezas. El blanco debe ser blanco, no manchado ni percudido.