Consejos de estilo para mujeres de 30

Siempre que alguien me dice que tiene 30 años lo primero que se me ocurre decir es “los 30 son maravillosos”. Personalmente pienso que es una excelente década, no porque yo tengo 32, sino porque he sido mucho más feliz desde que tengo 30.

No se trata de casarte, tener hijos, de comparte una casa o de tener el trabajo que siempre deseaste. Se trata que cuando tienes 30 te conoces mejor, dejas algunos complejos de lado y logras relajarte con muchas cosas que a los 20 te atormentaban sin parar.

La época de los 20 es una época de exploración y evolución, fabulosa y emocionante; pero seamos realistas, cuando tienes 20 no entiendes de qué va el mundo adulto o qué será de ti más adelante, tienes muchas expectativas irreales de la vida y poco a poco el paso de los años va decantando realidad y fantasía.

Con el estilo pasa lo mismo. Todas tenemos un estilo, algunas lo tienen más definido, otras transitan por evoluciones, pero en general cuando llegas a los 30 ya sabes más o menos cómo te quieres ver, o cómo quieres diseñar esa versión de ti misma.

Aquí te dejo algunas lecciones de estilo que me dejaron los 30 y que emociona mucho compartir con ustedes:

1.- Tu estilo refleja quien eres.

Esta es una realidad del tamaño del sol. No importa si tienes mucho o poco dinero, lo que usas es un reflejo de quien eres.  No son dos cosas que puedas desconectar.

Tu personalidad, costumbres y deseos se ven reflejados en las piezas que usas. Por ejemplo suelo ser una persona bastante conservadora y así es mi guardarropa. Eso no quiere decir que me visto aburrido, sino que en mi armario hay una cantidad de piezas bastantes clásicas que sobresalen por encima de las piezas de tendencias o de moda.

Eso no siempre fue así. En verdad transité por varios caminos, imitado amigas, estilos de vida, libros, películas, e incluso look de revistas. No fue después de mi época de experimentación que entendí con qué me sentía cómoda y no tuve miedo de vestirse de esa forma. Al final esa soy yo, con mis miedos, mis sombras y mis alegrías. Yo mi estilo, mis camisas blancas y mi personalidad conservadora.

2.- Vestirse no es un acto fortuito

Vestirse no es un acto azaroso. Vestirse no solo tiene que ver con tu personalidad –como ya expliqué en el punto anterior- vestirse tiene que ver con tu estado de ánimo, el clima, la ocasión, el lugar donde vas, o la actividad que vas a desarrollar.

Esto es importante tenerlo presente para no llegar mal vestida a reuniones importantes, o vestirte de negro un día que te sentías mal y que te vendría bien algo de color en tu vida.

Si estás triste vístete bien, arréglate más que nunca, eso te hará sentir muy linda y te sentirás mejor. ¡Eso te lo garantizo!

3.-No tengas miedo de probar cosas nuevas, pero en el lugar correcto

Porque tengas 30 no quiere decir que no puedas cambiar, siempre se puede cambiar, no importa la edad que tengas. Tener un estilo definido no quiere decir que no podemos probar nuevas cosas, tendencias o nuevos estilos. La vida es evolución y eso resulta emocionante.

Lo importante de hacer estas pruebas es entender el momento y el lugar. No decidas cambiarte el color de cabello el días antes de tu boda o probar la nueva tendencias de moda en una entrevista de trabajo importante.  Haz experimentos un día que salgas a cenar con amigas o un domingo para ir a pasear.

¡Cambia todo lo que quieras, pero hazlo en el momento y el lugar correcto!

4.-Conoce tu cuerpo y acéptalo

Ya somos grandes, ya crecimos y ya sabemos donde nos sobra y donde nos falta. Nuestra morfología es la forma que tiene nuestro cuerpo y eso no va a cambiar. Podemos ganar o perder kilos, pero la forma de nuestro cuerpo se mantendrá más o menos similar.

La mejor idea es conocer nuestro cuerpo y aprender a vestirnos. Eso nos garantiza sacarnos el mejor provecho posible, destacando nuestras ventajas y disimulando nuestros defectos. Podemos pasar horas deseando ser de una u otro forma, pero eso no va a cambiar la forma que tenemos, así que lo mejor es aceptarnos y querernos tal como somos.

Yo ya perdí la cuenta del tiempo que pasé odiando mis piernas gruesas,  en verdad odiar una parte de mi cuerpo no me ayudó para nada. El día que decidí aceptarlo y aprender que me queda mejor fui más feliz. Aunque es verdad que hay días en que veo pasar a una mujer con una botas por encima de la rodilla y pienso “ojalá yo pudiera usarlas” y me entristezco un poco,  inmediatamente pienso en algo bueno de mi cuerpo y logro equilibrio otra vez. Hago conciencia, me doy cuenta de que estoy criticándome por algo que no puedo cambiar e inmediatamente cambio el pensamiento.

Descubre tu tipo de cuerpo aquí https://goo.gl/E2vJRJ

5.- La primera impresión cuenta y cuenta mucho

Aceptémoslo, la primera impresión cuenta y hace la diferencia. Es verdad que hay personas con las que tendrás otras oportunidades, pero en algunos casos tienes una sola oportunidad para impresionar a alguien, no la desperdicies.

Si tienes una cita importante, ya sea de trabajo o de amor, no dejes nada al azar. Busca con tiempo el look que vas a usar, practica el peinado y el maquillaje que usarás y no lo hagas todo a última hora.

Trata de vestirte con calma, y cuidad los detalles: pelo limpio, uñas arregladas, zapatos limpios y ropa planchada.

Cuando tienes 20 muchos pueden perdonarte un descuido, pero cuando tienes 30 se supone que tienes la madurez y la experiencia para que no te pasen estas cosas.

6.-Invierte en prenda básicas

Tener las piezas básicas de calidad es clave para vestirte bien. Si tienes un fondo de armario fuerte y con piezas de buen corte y buenas telas todo lo demás será más fácil.

Invierte en estas piezas todo el dinero que esté a tu alcance y las piezas de tendencia y los accesorios cómpralos low cost. Una camisa blanca o un vestido negro nunca pasan de moda y las usaras mil veces, de formas diferentes, cada centavo que pagues por ellas va a valer la pena; sin embargo un collar de la temporada que usaras por 6 meses no debe ser el grueso de tu presupuesto de ropa.

Fuentes

Los artículos originales, que sirvieron de inspiración para este, fuero encontrados en esta página web. El artículo refleja la opinión de Project Glam, pero nos perece ético explicar de donde nos surgió la idea.  http://www.whowhatwear.co.uk/ http://www.truetostyle.com/



Si deseas saber más sobre el tema puedes mirar este curso corto que ofrece Project Glam, que explora el tema y te ayuda a descubrir tu propio estilo. 

Descubre tu estilo personal
10.00

Definir tu estilo personal te permite ser coherente a la hora de vestirte. Descubrir como te gusta vestirte y poder mantener esa imagen en todas las ocasiones, desde un look informal hasta uno de etiquetas, será el objetivo de este entrenamiento de corta duración, que incluye un ejercicio práctico para que puedas comenzar a descubrirlo y desarrollarlo.

Comprar este curso
Los montos están expresado en Dólares Americanos . El pago se realiza con un sistema de pago con tarjeta de crédito. 
El monto exacto es calculado por tu entidad financiera a la hora de hacer el pago y tiene relación con la cotización del Dólar Americano en ese momento.
Los montos expresados aquí son montos aproximados.