BASTA de operación bikini

Ya sé que llegó el verano. Ya sé que vamos a mostrar un poco más nuestro cuerpo… y creo que todas lo sabemos. Pero es suficiente con el tema de “la operación bikini”. Todos los artículos de Facebook hablan del tema: las revistas postean en sus redes sociales tres operaciones bikini, dos “cómo tener un trasero de 10” y al menos un “cómo terminar con la celulitis” al día.

¿Cuál es el resultado? Todas terminamos angustiadas, mirando con miedo cada plato de comida que ingerimos o viendo con preocupación en el espejo la celulitis que TODAS tenemos. Abrumadas e inseguras. Sin saber muy bien qué hacer, si comer esto, aquello, o mejor no comer nada.

Hay que parar un poco con este tema. No se trata de lanzarse al abandono, de no tomar conciencia del tema del verano y que estaremos más expuestas o que quizás debemos cuidar un poco más nuestra alimentación y hacer algo más de ejercicio en este época del año.

Se trata de entender que no vamos a cambiar nuestro cuerpo en 5 días, y que es mejor saber lo que tenemos y aprender a vestirnos sin ninguna operación bikini, de aceptar que tenemos celulitis –porque es normal tenerla- y que debemos buscar la forma de sentirnos cómodas con nosotras mismas en la playa.

Salir de paseo de verano debe ser un tiempo para disfrutar y para recargar energía. En el caso de ir a la playa no debemos estar todo el tiempo pensando cómo nos vemos, si estamos gordas, flacas, duras o flojas. Debemos disfrutar del sol, del sonidos de las olas y claro vernos lindas, pero sin tener angustias.

¿Qué les propongo?

Yo les propongo la Operación disfrute, que consiste en seleccionar lo que nos queda bien para ir a la playa y que esté en balance con lo que nos gusta y nos haga sentir cómoda.

No sería sincero de mi parte decirle que no cuiden su imagen en la playa, porque desde Project Glam promovemos vernos lindas en todas las ocasiones, y yo estoy segura que si nos vemos lindas, nos sentimos mucho mejor. Lo que les propongo es dejar a atrás todos esos consejos extremos y poco realistas de las fulanas “operaciones bikini”, porque no son realista. Los hábitos de buena alimentación y de deporte no se construyen dos semanas antes de ir a la playa y hacer estas dietas extremas solo te traerá rebotes.

Estos son mis consejos:

1.- Conoce tu cuerpo y encuentra el mejor traje de baño para el. Es ideal que sepas que tipo de cuerpo tienes y cuál traje de baño le queda mejor. Haz clic en la imagen y descubre cuales son las características que deben cumplir según tu tipo de cuerpo.

2.- Si te sientes insegura no dudes en usar un accesorio que te ayude a sentirte más segura y más linda. En estas imágenes de dejo varios piezas que ayudan: kimonos, pareos y vestidos son ideales para esta ocasión.

 

3.- Aunque no lo creas hay maquillaje para la playa. Protector solar con color y cobertura maravillosa y rímel a prueba de agua. Con esos dos productos ya está lista para el agua.

4.- Péinate apropiadamente. Si tu cabello no es muy amigable hazte una trenza fácil, o un recogido veraniego. Eso te permite mantener el cabello bajo control durante tus horas playeras. Y déjame contarte que la sal del mar te hace unas ondas fabulosas, así que si te sientes más atrevida confía en la naturaleza

5.-Y el más importante de todos los consejos agarra tu libro favorito, toalla, sombrilla, protector solar y disfruta tus vacaciones sin que te importa el kilo de más, la celulitis o el cabello despeinado por la brisa.